top of page
  • lrnsldn

COMIDA FAMILIAR Y EL PLACER DE LOS CARBOHIDRATOS


La relación entre la comida familiar, los festejos  y el placer está profundamente arraigada en muchas culturas, especialmente con alimentos ricos en harinas y azúcares. Esta asociación dificulta cambiar hábitos alimenticios, ya que muchas personas creen que eliminar estos alimentos disminuirá su capacidad de disfrutar la vida. Entender el papel de la Dopamina en la recompensa y cómo se formaron estos hábitos en la niñez puede ofrecer estrategias efectivas para el cambio.

 

La Asociación de la Comida con el Placer

Desde una edad temprana, se aprende a asociar la comida con el placer y la recompensa. Por ejemplo, es común que los padres calmen a un niño con una galleta o un dulce. Este acto refuerza un circuito de recompensa en el cerebro, Donde la dopamina juega un papel crucial. Por otra parte, las fiestas familiares están cargadas de alimentos dulces como tortas, pasteles o las galletitas para el queso, etc., lo que establece también la asociación entre el azúcar , los almidones y el festejo.

La dopamina es un neurotransmisor que se relaciona con el placer que se libera en el cerebro reforzando la idea de que los dulces traen consuelo, alegría y felicidad. Y si esta alegría y felicidad se encuentra en las reuniones familiares, entonces se asocia un tipo de comida específico a esas reuniones. Así se arma la creencia de que sólo se pasa bien en familia si se comen cosas dulces y ricas en harinas y carbohidratos. Es lo que se reconoce como “comer rico”.  Y cuando se asocian estas emociones con la comida dulce y rica en carbohidratos de manera repetitiva es cuando se fortalece un hábito.

 

El Papel de la Dopamina en el cerebro

La dopamina es esencial para que el sistema de recompensa funcione en el cerebro. Y cuando se consume un alimento placentero es cuando la dopamina se libera, creando una sensación de satisfacción y felicidad. Esta respuesta química hace que las personas busquen repetir la experiencia, solidificando el hábito.

 

¿ Qué es un alimento placentero?

Un alimento placentero puede ser cualquiera que tenga un sentido y una asociación determinada hacia algo agradable. Esto difiere en cada cultura y se manifiesta en distintos tipos de alimentos y en su preparación. Por ejemplo, un vino puede que no sea tan bueno, pero si se está en buena compañía, es muy difícil darse cuenta. A nivel cultural, cito como ejemplo, que en Alemania celebrar un año Nuevo sin salchichas y berlines, no es celebrarlo. En el norte de Inglaterra se come puré de arvejas como algo delicioso y de primera preferencia. Sin embargo, no es la misma asociación para los ingleses del sur.

Esto es sólo una pequeña muestra de lo que se cree que es rico y que va asociado a emociones generadas por un entorno agradable.


La Dificultad de Cambiar Hábitos Alimenticios.

La mayor dificultad para cambiar un hábito, radica en la creencia de poder cambiarlo de un día para otro. Por ejemplo, La creación de dietas que contemplan restricciones o eliminación de las comidas como los ayunos u otros. El problema es que de acuerdo a los estudios, los hábitos alimenticios no se eliminan, sólo se reemplazan. Esta es una de las razones por las cuales es difícil cambiar la manera en que las personas comen. El desafío radica en crear nuevos hábitos que sean tan satisfactorios como los antiguos. Por ejemplo, si una persona disfruta de una torta después de un día estresante, sugerir una alternativa saludable como una fruta no ofrecerá la misma recompensa inmediata. Sin embargo, con el tiempo y la repetición, es posible que el cerebro comience a asociar la fruta con una sensación de bienestar similar.

 

Estrategias para un cambio de hábitos alimenticios para fomentar la eliminación de los kilos que están de sobra y de una mejor calidad de vida.


1.- Reemplazar, no eliminar:

Por ejemplo, sustituir una torta por un batido de frutas naturales con un toque de miel.

 

2.- Crear nuevas asociaciones:

Por ejemplo, disfrutar de una película con un plato de fresas en lugar de palomitas con mantequilla.

 

3.-Educación y repetición:

La activación cognitiva mediante la educación sobre los beneficios de los alimentos saludables y la repetición de esta información son claves para  reestructurar los hábitos. A medida que los clientes repiten estos nuevos hábitos, las nuevas conexiones neuronales se fortalecen.

 

Estudio relevante:

El estudio de Ouellette y Wood sobre hábitos e intenciones muestra que los comportamientos pasados son predictores fuertes del comportamiento futuro, especialmente en contextos estables. Sin embargo, las intenciones pueden guiar el comportamiento en situaciones nuevas, sugiriendo que la educación y la repetición pueden formar nuevos hábitos (Ouellette y Wood, 1998)​ (BrainFacts)​.

 


Como se puede leer, cambiar hábitos alimenticios profundamente arraigados es un proceso desafiante pero posible. Es un desafío que requiere de un seguimiento que permita generar ese cambio de hábito y de un sistema alimenticio que promueva el placer de comer sin alejarte de lo que cultural y de lo que familiarmente amerita. En conjunto, estos nuevos hábitos deben sustentarse con una alimentación que ayude a eliminar el sobrepeso de manera natural y que otorgue los beneficios en el estado de salud en todos los sentidos. Este es el proceso que realiza el programa “HOY DÍA EMPIEZO” y cuya evidencia de su efectividad en el mediano plazo está comprobada a través de los testimonios que encontrarás en mi sitio web/testimonios.


Activar la cognición, descubrir las emociones que deben actuar para acompañar las decisiones ayuda a las personas a adoptar hábitos más saludables sin sentir que están sacrificando el placer. Con el tiempo y la repetición, estos nuevos hábitos pueden proporcionar una satisfacción similar a la de los antiguos, constiyuendo una fuente de bienestar física y emocional.

 




Referencias

Martin, C. (n.d.). The Association of Food Cravings and Preferences with Food Intake. https://doi.org/10.31390/gradschool_dissertations.2993


Ouellette, J. A., & Wood, W. (1998). "Habit and Intention in Everyday Life: The Multiple Processes by Which Past Behavior Predicts Future Behavior". Psychological Bulletin, 124(1), 54-74.

6 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page